VÍA REGIA DEL NORTE

 

Este camino aparece documentado en 1249 como “vía regia” aunque también es conocido con el nombre de Camino de Abres, Camino Real de Meira, y en algunas zonas como Camino de los Arrieros, de la sal o del hierro.

 

La salida al mar por el río Eo.

Su finalidad era la unión de la capital lucense con la salida al mar por la ría del Eo. Se separa del Camino del Norte en Vegadeo y desde ahí se acerca a la ría para subir lentamente hacia el interior por Santiago de Abres, Santirso de Abres y A Pontenova. Cruza el río Eo y la nacional 640 y comienza una larga pero suave subida pasando por Vilaxe, Xudán, Beche y Regocorto hasta llegar a A Órrea, donde en el tramo conocido como Camino del Rosario se solapan para conducirlo hasta el Marco de Álvare. Desde allí baja hasta Meira pasando por el Mesón da Costa, A Valiña y A Pena para entrar en el casco urbano después de cruzar el río Miño.

Este punto era muy importante debido al monasterio cisterciense de Santa María de Meira, que ofrecía hospitalidad a los peregrinos. Este servicio era prestado por los monasterios y en cualquiera de las dependencias que tenían al lado del camino (granjas, casas,…) desde la costa gallego-asturiana hasta Lugo ciudad.

 

Sale de Meira por Riocabo hasta Paraxes y Orxás, y continúa por Gomesende y Torneiros hacia Reguntille y Couto de A. Deja el Castro de Viladonga atrás, y desde Os Pinos continúa por Ludrio y Mondriz. Cruza después por los Pasos de Orizón y al lado de los Lagos de Teixeiro, siguiendo por Vilachá, Ponte Vilariño, Albarello y Cimadevila. Debido a la construcción de nuevo hospital Lucus Augusti, el camino antiguo fue cortado en este punto, motivo por el cual llevan pidiendo una pasarela que dé continuidad a la traza y salida a los vecinos de Cimadevila.

Desde aquí baja al barrio de A Chanca, y una vez pasado el puente de río Rato llega a Lugo.