Feira de Meira

Un mercado con la antiguedad de siglos.

Se celebra cada quince días, en domingos alternos, congregando a vecinos y visitantes.

Una «feira» tradicional que se sigue conservando.

La «feira de Meira», son de las pocas ferias tradicionales que aún se siguen conservando. Se remonta su historia al año 1707 y tiene el privilegio de feria “real”.

Meira en los días de feria es una auténtico “feliz bullicio”. Distintos puestos ofrecen productos artesanales, gastronómicos o de la huerta, ropa y calzado, animales de granja e incluso música.

 

Y como buena feria, no podemos olvidarnos del auténtico “pulpo a feira” que desde los “caldeiros” te invita a probarlo además de los vinos y tapas que se disfrutan en los bares de la villa.

Las ferias de Meira son reconocidas más allá del entorno y como todo lo bueno siguen gozando de atractivo. Una forma de cultura que aún tiene sabor de rosquillas y charlas.